/Buenas Nuevas de Salvación


Buenas Nuevas de Salvación

 

“La iglesia que deja de evangelizar, pronto dejará de ser evangélica.” Alexander Duff (1806 -1878),
“La Iglesia que no evangeliza, se fosiliza.” Anónimo
El conseguir el perdón de Dios es la necesidad más urgente de cada persona en la tierra.” Norm Lewis

“¿Por qué estamos aquí?… ¿Para pasarla bien con los demás cristianos o ganar a los perdidos? “
“Esta generación de cristianos es responsable por esta generación de almas.”
Keith Green (1953-1982),

“Debemos ser pescadores de hombres, no guardianes del acuario.”
Mike Francen
“La gran comisión no es una opción para ser considerada, sino un mandamiento para ser obedecido.” James Hudson Taylor (1832-1905),
“Tú y yo no tenemos el derecho de escuchar el evangelio dos veces, cuando hay personas que no lo han oído por primera vez.” Oswald J. Smith (1889-1986)
“A Dios le sobran propagandistas y le faltan testigos.” R.Trossero,

Romanos 10:9-15;

9 que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo.  10 Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación.  11 Pues la Escritura dice: Todo aquel que en él creyere, no será avergonzado. 12 Porque no hay diferencia entre judío y griego, pues el mismo que es Señor de todos, es rico para con todos los que le invocan;  13 porque todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo. 14 ¿Cómo, pues, invocarán a aquel en el cual no han creído? ¿Y cómo creerán en aquel de quien no han oído? ¿Y cómo oirán sin haber quien les predique?  15 ¿Y cómo predicarán si no fueren enviados? Como está escrito: ¡Cuán hermosos son los pies de los que anuncian la paz, de los que anuncian buenas nuevas! Romanos 10:9-15;

Denme 100 hombres que no temen más que al pecado y no deseen más que a Dios y cambiaré el mundo. Juan Wesley

LA CLAVE PARA LA SALVACIÓN ES: 9 que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo.  10 Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación… 13 porque todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo. CONFESAR, CREER… En un Cristo resucitado. INVOCAR su Nombre. Era la fórmula primitiva de confesión de fe; Tomás Juan. 20.28; Jesús la puerta 10.9; Hch 16.31. ¿Salvos de qué? De las consecuencias del pecado, de vivir una vida perdida, De la condenación eterna, de la ira venidera.

EL QUE CREE EN JESÚS JAMÁS SERÁ AVERGONZADO. 11 Pues la Escritura dice: Todo aquel que en él creyere, no será avergonzado. Is 28.16. Todo creyente que ponga su confianza, esperanza, fe y obediencia en El, jamás será defraudado. La persona que ha experimentado de una manera real el perdón de sus pecados, ha sido lleno del Espíritu Santo, comprenderá que aunque la situación sea adversa o parezca estar en contra, Dios lo ha dispuesto para nuestro bien


LA SALVACIÓN ES PARA TODOS. 12 Porque no hay diferencia entre judío y griego, pues el mismo que es Señor de todos, es rico para con todos los que le invocan;  Gl 3.28; Col 3.11. En pocas palabras el apóstol Pablo estaba diciendo que el mensaje de salvación es para todas las personas de todos los tiempos, de todas las nacionalidades bajo el cielo. Pobres o ricos, analfabeto y académico, libres o esclavos, el evangelio es para todos, lo es para el borrachito, para el delincuente, para la prostituta, para el homosexual, para el más empedernido pecador, apostata. Si se arrepiente será una nueva criatura, su nombre será inscrito en el libro de la vida, y podrá cantar ese precioso himno bautista que dice:

1. Una vez perdido vivía yo,

Lejos y vagante en error;

Mas la voz de Cristo me alcanzó,

Me llamó con tierno amor.

CORO

Hay un nombre nuevo en la gloria, Mío es, sí, mío es;

Y los ángeles cantan la historia, “Salvo es el pecador.”

¡Oh!, hay un nombre nuevo en la gloria, Mío es, sí, mío es;

Todos mis pecados ya son perdonados, ¡Gloria al Señor!

El evangelio, el mensaje de salvación es para su familia, su vecino, su compañero de trabajo, su compañero estudiantil, para sus conocidos lo es para todo el mundo, y usted y yo somos responsables delante de Dios, de predicar este mensaje, debemos decir como Pablo: 14 A griegos y a no griegos, a sabios y a no sabios soy deudor.” Romanos 1:14; 16 Pues si anuncio el evangelio, no tengo por qué gloriarme; porque me es impuesta necesidad; y ¡ay de mí si no anunciare el evangelio! 1 Corintios 9:16;

Las almas desfilan cada día rumbo al infierno y nos hemos quedado solo como espectadores con una verdad que la tenemos pero que nos ha vuelto egoísta, porque al que sabe hacer lo bueno y no hace, le es pecado. Usted y yo somos los atalayas del reino de los cielos,… vemos que el fin se acerca, pronto la ira de Dios se desencadenara sobre la tierra, y muchos de sus conocidos estarán en graves aprietos, más que eso sin esperanza. Es que usted no tendrá un poco de misericordia por esas almas perdidas, será que usted no se va a unir a la iglesia para alcanzar a los perdidos, será que usted no va utilizar los dones que el Señor le ha regalo para servir en su iglesia y ganar a los perdidos, edificar a los nuevos convertidos y consolidarlos.

Caemos en la trampa del Diablo de esperar que otros hagan el trabajo que a usted y a mi toca nos toca hacer. Hay más tiempo para pasar mirando las falencias de la iglesia…. Cuando usted hable mal de su iglesia, recuerda que tú eres la iglesia. No hay tiempo para estas cosas es hora de evangelizar,… Pablo dice a continuación como en un juego de palabras y se lo dice a los creyentes romanos, y esta verdad espiritual es también para cada uno de nosotros.

LOS CREYENTES DEBEMOS TESTIFICAR POR LAS SIGUIENTES RAZONES. En los vv. 14-15a, Pablo utiliza una serie de preguntas para dejar establecida la serie de condiciones que deben cumplirse para que las personas “invoquen el nombre del Señor, sean salvas”

A.- LAS PERSONAS NESECITAN INVOCAR A JESÚS

14 ¿Cómo, pues, invocarán a aquel en el cual no han creído?

El mundo necesita creer en Dios, en Jesús, ¿por qué no invocan el nombre de Jesús? Sencillamente Pablo dice porque no han creído, no se ha le ha presentado claramente el mensaje de salvación, muchos dicen creer en Dios, pero usted y yo sabemos que nos es suficiente creer pues dice la Biblia que también los demonios creen y tiemblan Santiago 2:19; Creer es vivir la palabra, alejarse del pecado, predicar este mensaje, esperar la venida de nuestro Señor y Salvador Jesucristo.

B.- LAS PERSONAS NESECITAN ESCUCHAR DE JESÚS ¿Y cómo creerán en aquel de quien no han oído? Ellos llegarán a creer de una manera concreta cuando le hablemos de Jesús, Al mundo le llega una verdad incompleta del evangelio de Cristo, cuando los que nos llamamos cristianos no nos comprometemos a vivir fidedignamente el mensaje de Jesús. El mundo no escucha si hablamos de Cristo porque no vivimos de acuerdo a sus enseñanzas.

C.- NESECITAMOS PREDICADORES ¿Y cómo oirán sin haber quien les predique? Hoy más que nuca necesitamos predicadores con vocación y fieles a la palabra del Señor, que prediquen por convicción, no por ganancia deshonesta, no por popularidad, sino por compasión a las almas pérdidas. Necesitamos predicadores Que enseñan toda la verdad del evangelio, sin compromiso con ninguna institución o persona, que prediquen el evangelio y vivan el evangelio. La Iglesia y sus organizaciones deben predicar el mensaje de salvación. El mundo espera su testimonio, espera sus enseñanzas, espera que usted los invite a su casa para predicarles, espera que les visitemos y le hablemos del más grande mensaje que la humanidad pueda escuchar, el amor de Dios, perdón y salvación.

D.- LA IGLESIA DEBE APOYAR ENVIANDO 15 ¿Y cómo predicarán si no fueren enviados? 10.15 Is 52.7; La Iglesia de Cristo sabe que la Biblia dice claramente: … No pondrás bozal al buey que trilla; y: Digno es el obrero de su salario 1 Timoteo 5:18; 14 Así también ordenó el Señor a los que anuncian el evangelio, que vivan del evangelio. 1 Corintios 9:14;

La misión de la proclamación del evangelio se hace como ya se ha dicho. “con las rodillas de los que oran, con las manos de los que dan, con los pies de los que van y con las iglesias que los envía”

CONCLUSIÓN. Como está escrito: ¡Cuán hermosos son los pies de los que anuncian la paz, de los que anuncian buenas nuevas! Romanos 10:15; Pablo cita Isaías 52:7: ¡Cuán hermosos son los pies de los que anuncian el evangelio de las cosas buenas!, a fin de subrayar la importancia del envío de los predicadores. Usted tiene que estar entre los que oran, los que dan, los que van o de los que apoyan para que otros vayan. Oremos.