/LA IMPORTANCIA DE LA FE


LA IMPORTANCIA DE LA FE

PRIMERA IGLESIA BAUTISTA DE MILAGRO
E Mail pibm@live.com.mx          http://jhonnyquinde.com/

Pastor Jhonny Quinde Ávila (Adaptado del material  de Rick Warren)

LA IMPORTANCIA DE LA FE Hebreos 11:6;

Objetivo. Guiar a la congregación en el inicio de la serie de estudios y predicaciones sobre  50 días de fe, para fortalecer la convicción de los creyentes.

Introducción. Hoy empezando una serie: Cómo conseguir la aprobación de Dios. He aquí algunos conceptos equivocados.
¿Siendo más bueno que malo? ¿Cumpliendo los diez mandamientos? ¿Prometiendo ser perfecto? ¿Siendo religioso y yendo a la iglesia?

La Biblia dice que sólo hay una manera de ganar la aprobación de Dios. En Hebreos 11 dice, “Sin fe es imposible agradar a Dios.” La única manera que puedes ganar la aprobación de Dios es por medio de la fe en Jesucristo, su hijo. Puede que tengas una gran personalidad, pero sin fe en Jesucristo es imposible agradar a Dios. Puede que hagas cosas grandes en tu vida, pero sin fe es imposible agradar a Dios.

¿Dirías que la fe es un asunto bastante importante? Sí que lo es. Es vital que aprendas cómo vivir por fe. Que reforcemos nuestra fe.

Porque la importancia del tema es que vamos a dedicar el mes de agosto y septiembre, ocho semanas o cincuenta días para hablar de la fe. En esta serie vamos a expandir, vamos a probar, vamos a profundizar, vamos a reforzar nuestra fe y a medida que desarrollemos la misma vamos a ver qué pasa en nuestra vida en todo tipo de situaciones.

¿Cómo aumentas tu fe? Posiblemente dices: “Me gustaría tener más fe.”¿Cómo la consigo?” La Biblia nos dice que la fe nos viene de oír la Palabra de Dios. Romanos 10:17;


En Mateo 9:29 “Hágase en ustedes de acuerdo a su fe.” Analicemos este pasaje….

El pasaje de Hebreos 11:1 dice, “La fe nos asegura de las cosas que esperamos.”

La fe me vuelve optimista real… No es un pensamiento positivo, aunque es bueno reunirse con aquellos que tienen actitud o pensamiento positivo en lugar de aquellos que solo piensan negativamente…

Creer en Dios es esperar lo mejor. Tener fe es mucho más que decir o pensar: “espero no tener ningún problema en vida.” Tendré ¡Buena suerte! Esperar lo mejor no es decir, “espero que todo salga de acuerdo a mis planes.” Porque en la vida casi nada te va a salir como lo planeaste. Por consiguiente, ¿de qué estoy hablando cuando digo que la fe es esperar lo mejor? Esperar lo mejor es la certeza de que Dios está en control del futuro y que él planea lo que es mejor para mi vida, porque me ama. Salmo 32:8: “Te voy a guiar a lo largo de los mejores caminos para tu vida. Te voy a aconsejar y a cuidar.”

¿Por qué he de esperar lo mejor de la vida cuando van mal tantas cosas? ¿Por qué he de esperar lo mejor cuando ya he tenido tantos dolores de corazón?

La respuesta a esa pregunta la encontramos en una historia muy famosa de la Biblia. David y Goliat. Los ejércitos de Israel estaban luchando con los ejércitos de los Filisteos. Los Filisteos tenían un gigante. Su nombre era Goliat. Se acercaba a los tres metros de alto, intimidaba a todos. Salía y se paraba en frente del ejército y decía: “Desafío a cualquiera de ustedes, uno contra uno o, uno contra diez. Todos andaban escondiéndose, todos estaban intimidados. Tenía aterrorizado al ejército Israelí exceptuando a un pequeño pastor joven. __David, dijo, “Voy a luchar con él. Lo voy a desafiar.” Todos piensan: es demasiado pequeño para luchar contra él. Pero David tiene sus piedritas y piensa, “es demasiado grande para fallar. Es un blanco grande. De todas maneras Dios está de nuestra parte, El y yo igual a ser mayoría y lo podemos vencer.” De la historia de David luchando con Goliat aprendemos tres cosas acerca de cómo David esperaba lo mejor y qué efecto tiene en nosotros.

1. Cuando esperas lo mejor honras al Señor 1 Samuel 17:46, “en el día de hoy el Señor te va a entregar, y te voy a vencer y toda la tierra va a saber que hay un Dios.” William Carey, un misionero que cambió el mundo en sus días por causa de su fe tenía una frase que realmente gobernaba su vida. Acostumbraba decir, “espera grandes cosas de Dios, intenta grandes cosas para Dios.” Es lo que tu fe puede hacer por ti.

2. Cuando tengo fe y espero lo mejor de Dios, aumenta mi habilidad en la vida
Incrementa mi fuerza y mi habilidad como con David. David tenía la fuerza de lanzar una piedra con su honda y darle al Filisteo en la cabeza. La piedra se hundió. Goliat se tambaleó y cayó boca abajo. Dios le dio a David esa habilidad por causa de su fe. La fe tiene el poder de cambiar tu actitud frente a la vida Cuando actúas en la fe recibes fuerza adicional para enfrentarte con las dificultades de la vida.
Cuando tienes fe anima a otros. La Biblia nos dice que cuando Goliat fue vencido, los israelitas dieron un gran grito de victoria y que se precipitaron sobre los filisteos y los persiguieron hasta Gat. Toda la nación estaba victoriosa. Toda la nación estaba exaltada, animada por la fe de este hombre joven. Es el poder que aporta la fe. Todo el mundo se anima. El optimismo es contagioso. Y la fe tiene poder increíble para ponernos optimistas.

Algunos de ustedes están diciendo: “¿Cómo puedo esperar lo mejor? ¡Tú no sabes por lo que he pasado!” No, no lo sé. Algunos de ustedes se están enfrentando con algunos gigantes en su vida. Problemas gigantes. Tienen un Goliat financiero. Tienen un Goliat médico. O un Goliat relacional, emocional. Están enfrentándose con algunos de los grandes asuntos de su vida y pensando, ¿cómo puedo esperar lo mejor cuando todo parece ir mal ahora mismo?” Yo no sé todo lo que está pasando en tu vida. Pero sé esto. Puedes hacer las mismas cuatro cosas que hizo David que le dio la confianza de enfrentarse con sus gigantes. Si tú haces estas cuatro cosas te vas a encontrar con una actitud positiva, esperando lo mejor, incluso en la peor de las circunstancias. Sabemos lo que le daba certeza a David porque él escribió los Salmos y en él comparte todos sus sentimientos interiores. Esta mañana vamos a ver las cuatro cosas que hizo David. Si haces esas cuatro cosas serás capaz de enfrentarte a tus gigantes con confianza. ¿Te gustaría ser una persona más optimista? ¿Te gustaría ser una persona que espera con más frecuencia lo mejor? ¿Qué tienes que hacer?

I. CONÉCTATE CON DIOS CADA MAÑANA. Lo primero. Empieza el día con Dios. Te hará más positivo. Te hará más optimista. Te hará ser una persona de más fe. Es el primer secreto del optimismo de David. Salmo 5:3 dice: “Por la mañana, Oh Señor, tú escuchas mi voz. Por la mañana extiendo mis peticiones delante de tí y espero con expectación.” ¿De dónde saca este espíritu de expectativa? Pasa un rato con Dios por la mañana. Algunos consejos para poder aprovechar mejor la mañana.

1. ¡Ir a la cama más temprano!
2. No escuchen o lean las noticias por las mañanas.
3. Empiecen el día con Adoración., “este es el día que hizo el Señor, voy a gozarlo y a estar contento.” Es una elección. El optimismo produce endorfinas en el cerebro. Realmente se sentirá mejor. Se sentirá mejor si empieza el día conectándose con Dios.
Si quieres esperar lo mejor…
II. PIENSA EN LAS PROMESAS DE DIOS DURANTE EL DÍA El Salmo 119:95 dice: “Aunque los malos se esconden a lo largo del camino para matarme, yo mantendré mi mente tranquila en tus promesas.” Hay más de 7,000 promesas en la Biblia escritas para nosotros y para darnos confianza y seguridad durante el día. La Biblia nos dice en Filipenses 4:8 como pensar cuando dice, “Vas a hacer mejor llenando tu mente y meditando en las cosas verdaderas, nobles, de buena reputación, auténticas, graciosas, lo mejor no lo peor, lo bonito no lo feo.” Hebreos 10:23, “Mantengamos un asidero firme en las promesas que nos mantienen andando.” Hebreos 11:6 “Sin fe nadie puede agradar a Dios. Todos los que vienen a Dios tiene que saber que es real y que premia a esos que verdaderamente quieren encontrarle.”

III. CONFÍA EN EL AMOR DE DIOS INCLUSO CUANDO LAS
CIRCUNSTANCIAS SEAN DIFÍCILES. En el Salmo 42. David dijo, “Oh, alma mía, no te desalientes! ¡No te enfades! Espera que Dios actúe. Porque sé que otra vez tendré mucha razón para alabarle por todo lo que va a hacer.”
IV. HABLAR CON OTROS CREYENTES. David andaba con gente positiva. No estaba solo al enfrentarse con ese gigante. Tenía apoyo emocional y espiritual. En el Salmo 119:63 David dice, “Soy amigo y compañero de aquellos comprometidos a vivir por sus reglas.” Necesitas asociarte y entrar en compañerismo con gente de fe positiva. ¿Con quién andas? ¿Tu fe recibe apoyo? Si andas con gente cínica, sarcástica, crítica y negativa es tan contagiosa como la fe y tenderán a infectarte. Si quieres ser una persona de gran fe, de grandes expectativas, necesitas encontrar alguna gente que levante en tu vida fe adicional, que te ayude a crecer. El grupo equivocado tiende a hundirte. Salmo 1:“Bendito es el hombre que no se sienta en la silla del burlador o se sienta en la silla de los malos o burladores.” Necesitas hablar con otros creyentes, gente de fe, en forma regular.
Esos cuatro pasos —esos cuatro secretos que practicó David son tan importantes que hemos levantado alrededor de esas cuatro cosas los próximos cincuenta días. La fe viene de la Palabra de Dios y vamos a poner la Palabra de Dios en tu vida en cuatro formas específicas.
Primero vamos a tener la serie de ocho sermones los fines de semana. Tenemos todavía siete mensajes adicionales que vienen detrás de éste.
Segundo, vamos a darte semanalmente una promesa de Dios personal de la Biblia de la que hemos hablado para que trabajes en ella, y la memorices.
Tercero, tenemos una guía devocional diaria llamada “Cincuenta días de fe” para ti, para que empieces cada mañana conectándote con Dios. Hemos tomado las cincuenta promesas mayores y hemos escrito una página acerca de cada una de esas promesas. Y después de este servicio, a la salida te vamos a dar ese libro. Empieza mañana por la mañana –el lunes por la mañana— y puedes pasarte cinco minutos cada día llenando tu vida con inspiración en los devocionarios de la Palabra de Dios que te van a ayudar a crecer en la fe.
Cuarto, también tenemos una guía para los estudios semanales de “Cincuenta días de fe.” Para los días miércoles. Esta es una guía que nos va a ayudar a conocer a ocho de los grandes héroes de la fe en la Biblia.. Hemos coordinado y complementado los mensajes, los versículos bíblicos que van a memorizar, el devocionario diario y el estudio semanal para ese cambio que experimentarás en los próximos cincuenta días.

El hombre en promedio vive 25,550 días. ¿Crees que puedes separar cincuenta de esos días y dárselos al Señor para crecer en la fe? Yo pienso que sí puedes dedicar ocho de esos 25, 550 días de tu vida en los que puedas venir a un estudio nocturno los miércoles. Cuántos dicen: “Pastor, cuenta conmigo. Quiero crecer en la fe y voy a hacer el devocionario diario y voy a estar aquí en los mensajes; voy a estudiar la serie de Estudios Bíblicos los miércoles. Eso significa quiero crecer en la fe en los próximos cincuenta días.

Conclusión Oración: La Biblia dice mantén compañía con Dios y entra en lo mejor… No quiero que te limites. No quiero que te pierdas lo que va a pasar. Padre, no sé si he estado nunca antes más entusiasmado que con el plan para ayudar a esta gente maravillosa a desarrollar y fortalecer su fe. Casi no puedo esperar para ver los milagros y los cambios que vas a hacer en nuestras vidas y en nuestros trabajos y en nuestras relaciones y familiares. Sé que hay gente que piensa que no tiene tiempo para realizar un estudio de ocho semanas. Ayúdales a poner primero las cosas que van primero. Y a darse cuenta de que sin fe es imposible agradar a Dios. Señor es un asunto importante el que vamos a tratar. Ahora quiero que ores. Quiero que le pregunten a Dios una pregunta y que esperen por la respuesta. En su mente quiero que le pregunten, ¿Dios, quieres que crezca en la fe a través de este énfasis? Luego, esperen. Si la respuesta o la impresión en tu corazón fue sí. Digan, “Gracias a ti, Dios, anticipándome por todas las cosas que vas a hacer en mi vida durante los siguientes cincuenta días. Estoy esperando con fe.” Voy a derrotar a mi gigante en el nombre de Jesús. Di “Jesucristo, quiero poner mi confianza en tí y esperar lo mejor.” Oro en Tú nombre, amén.

Puede ver nuevos temas del autor  visitando      http://jhonnyquinde.com/

El autor Lcdo. Jhonny H. Quinde Ávila  es  el actual pastor de la Primera Iglesia Bautista de la ciudad de Milagro – Guayas Ecuador.  www.facebook.com/primera.bautistademilagro