/El poder de la Santidad: Santidad en la Iglesia


El poder de la Santidad: Santidad en la Iglesia

pastor

SANTIDAD EN LA IGLESIA (2 Corintios 6:14-18;)

INTRODUCCION. La iglesia es el cuerpo de Cristo. Efesios 1:22-23; El Cuerpo de Cristo está formado por todos los creyentes desde el tiempo de Pentecostés hasta el Arrebatamiento de la Iglesia. Cada creyente, cuando creyó recibió a Jesús en su corazón como su Salvador y su Señor, es decir cuando nació de nuevo, Juan 1:11-13; 3:3-6, el Espíritu Santo le bautizó (sumergió, introdujo) dentro del Cuerpo de Cristo que es la Iglesia, 1 Corintios 12:13; 27. De esta manera, Dios nos separó para ser una asamblea de SANTOS, con un propósito muy definido. SANTO significa, separado(a), apartado(a) para, en nuestro caso fuimos separados del mundo para Dios.

La nación de Israel en el Antiguo Testamento fue escogida por Dios para ser su pueblo Santo, para que sean sus testigos a toda la humanidad de su amor eterno.

El texto bíblico que leímos, el Apóstol San Pablo aplica este pasaje a la Iglesia. 2 Corintios 6:14-18;

LA IGLESIA ES EL CUERPO DE CRISTO, es la manera como Jesús se hace visible ahora en la tierra, 2 Corintios 5:20; La Iglesia de nuestro Señor Jesucristo debe ser SANTA. Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable; vosotros que en otro tiempo no erais pueblo, pero que ahora sois pueblo de Dios; que en otro tiempo no habíais alcanzado misericordia, pero ahora habéis alcanzado misericordia. 1 Pedro 2:9-10; Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder. Ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en casa. Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que están los cielos. Mateo 5:14-16;

La época en que DIOS ha determinado que vivamos, está plagada de cambio en los diferentes ámbitos de la vida de los seres humanos.

Sin embargo, no debemos olvidarnos que unas de las características del pueblo Bautista, es que somos Bibliocéntricos, es decir, no importa las nuevas modas a las que se vayan adaptando otros grupos evangélicos, para nosotros, la Biblia es la Palabra de Dios. Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón. Hebreos 4:12;

SANTIDAD EN EL PUEBLO DE DIOS. Vez tras vez oímos y presenciamos los malos testimonios que se dan en nuestras congregaciones, familias enteras enredados en diferentes tipos de pleitos, hijos desobedientes a los padres, falta de respeto entre hijos y padres, hijos inmiscuidos en una sexualidad libre, cometiendo fornicaciones con la relación de turno, muchos matrimonios separados y gran parte de ellos ya se han divorciado o están en ese proceso. Lo triste de todo esto es que lo mencionado, es una evaluación dentro de nuestras iglesias locales.

¿Qué de nuestros líderes? Lamentablemente a veces, no se nota una diferencia de vida de los líderes y sus familias y los demás hermanos de la congregación. Bíblicamente debe haber una diferencia muy clara, pues eso nos enseña la Palabra de Dios en 1 Timoteo 3:1-13; refiriéndose a los ancianos o pastores y los diáconos. Santiago 3:10; 2 Corintios 6:14-18;

LA IGLESIA ES: es una asamblea que ha sido apartada para adorar y servir a Dios. Iglesia del griego “Ekklesia” = asamblea o convocatoria 1 Pedro 2:9-10.

SANTIDAD EN LOS MIEMBROS: Lo que hace evidente la espiritualidad de un hijo de Dios es el fruto del Espíritu Santo, es decir lo que el Espíritu Santo produce en su interior. Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley Gálatas 5:22-23; Dios quiere que cada hijo e hija sean santos, apartados de las formas de vida del mundo sin Dios, separados de “Las obras de la carne, que son: Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas; acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios Gálatas 5:19-21;”.

A. SANTOS EN LAS REUNIONES DE ADORACIÖN. 1 Corintios 11:18-22; ¿Qué de nosotros? El llamado de Dios en esta mañana es a salir de en medio de ellos, de todas las cosas que el mundo sin Dios hace. Triste es decirlo pero en muchas congregaciones locales, e l chisme es como una parte de la vida normal de la iglesia, eso está mal.

Y que digamos de la murmuración. “Haced  todo  sin  murmuraciones  y contiendas” (Filipenses  2:14) “Lo  mismo  pasa  con  la  lengua; es  una  parte    pequeña  del  cuerpo, pero  es  capaz  de  grandes  cosas. ¡Qué  bosque  tan  grande  puede  quemarse  por  causa  de  un  pequeño  fuego!” (Santiago  3:5). (Popular  Dios  Habla   Hoy).

La semana pasada hablábamos sobre las: “Normas de santidad externa: Las mujeres cristianas deben abstenerse de usar vestidos cortos, descotados, transparentes, ceñidos al cuerpo, Exageraciones en el maquillaje.

Los varones deben abstenerse de prendas de vestir afeminadas, ropas apretadas. Pelo largo, los varones, no usan cadenas, ni aretes, ni ninguna otra moda masculina que luzca extravagante o chabacana.

Algunas hermanas asisten a las reuniones de la iglesia vestidas de una manera muy provocativa en la parte sexual, con sus pantalones muy apretados, con sus pechos semi descubiertos, para algunos padres y madres, ven esto como algo muy normal. No se olviden hermanos que debemos ser SANTOS en toda nuestra forma de vivir. 1 Pedro 1:15-16;

B. SANTOS EN LA CASA. El primer lugar donde debe vivirse y experimentar la vida cristiana es en la casa. El primer lugar donde cada hijo e hija de Dios debemos ser santos es en la casa. 1 Timoteo 3:4-5;

C. SANTOS EN EL TRABAJO. La santidad de un hijo de Dios debe ser percibida por todas las personas y en todo lugar, eso implica también el lugar donde trabajamos. 1 Timoteo 3:7;

SANTIDAD EN LOS LÍDERES. Separados por Dios; reconocidos por la iglesia de acuerdo a los requisitos bíblicos 1 Timoteo 3:1-13:

Lamentablemente hemos confundido congregacionalismo con el sistema de gobierno humano, la democracia. La esencia de la democracia radica en que el soberano es el pueblo. Mi cerebro no logra procesar lo que un “pastor” en determinada ocasión hablando sobre el tema de la democracia en la iglesia dijo: “la voz del pueblo es la voz de Dios”, pues sí, esto es el meollo de la democracia, el pueblo es el soberano, lo triste para mí era procesar que la voz de la iglesia sea la voz de Dios. La Palabra de DIOS no enseña que el SOBERANO de la Iglesia es Cristo, y la voz de Dios la tenemos en su Palabra escrita, la voz humana, siempre se equivoca, la Palabra Santa de Dios nunca.

Cuando nuestras congregaciones locales escogen a sus pastores y líderes, no obedecen la enseñanza de la palabra de Dios, sino que prefieren seguir el sistema mundano, pero Dios en esta mañana nos dice:”Salid de en medio de ellos, y apartaos, dice el Señor, Y no toquéis lo inmundo; Y yo os escribiré, y seré para vosotros por Padre, Y vosotros me seréis hijos e hijas, dice el señor todopoderoso” 2 Corintios 6:17-18; Muy pocas veces oramos pidiendo la dirección de Dios. Esto también se ve reflejado en nuestra CONVENCIÓN BAUTISTA ECUATORIANA y en las Asociaciones provinciales. A veces hemos visto campañas políticas antes de elegir a las autoridades nacionales, pero no hemos tenido una actitud de solicitar a las iglesias a nivel nacional para separar tiempos de oración pidiendo la guía de Dios y decirle, Señor: ¿A quién escogiste para que ocupe determinado cargo?

CONCLUSIÓN ¡Qué decisiones y acciones tomaremos como iglesia local ante el llamado de nuestro buen Dios? ¿Qué áreas vamos a corregir como iglesia después de escuchar este mensaje de la palabra de Dios?  Oremos.

Adaptado del libro “El poder de la Santidad” C.B.E. 2013 Varios autores.

El  Lcdo. Jhonny H. Quinde Ávila  es  el actual pastor de la Primera Iglesia Bautista de la ciudad de Milagro – Guayas Ecuador.  www.facebook.com/primera.bautistademilagro