/Apocalipsis los Siete sellos: 7 Sello 1 Parte


Apocalipsis los Siete sellos: 7 Sello 1 Parte

APOCALIPSIS LOS SIETE SELLOS

Bienaventurado el que lee, y los que oyen las palabras de esta profecía, y guardan las cosas en ella escritas; porque el tiempo está cerca.” – Apocalipsis 1:3;

APOCALIPSIS LOS SIETE SELLOS – EL SÉPTIMO SELLO 1 Parte

INTRODUCCIÓN. Apocalipsis. 8:1-6;

1 Cuando él abrió el séptimo sello, se hizo silencio en el cielo como por media hora. 2 Y vi a los siete ángeles que estaban delante de Dios, y les fueron dadas siete trompetas. 3 Y otro ángel vino y se puso de pie delante del altar. Tenía un incensario de oro, y le fue dado mucho incienso para que lo añadiese a las oraciones de todos los santos sobre el altar de oro, que estaba delante del trono. 4 Y el humo del incienso con las oraciones de los santos subió de la mano del ángel en presencia de Dios. 5 Y el ángel tomó el incensario, lo llenó con fuego del altar y lo arrojó sobre la tierra. Y se produjeron truenos y estruendos y relámpagos y un terremoto. 6 Los siete ángeles que tenían las siete trompetas se dispusieron a tocarlas. (Apocalipsis 8:1-6;)

LAS SIETE TROMPETAS

Las trompetas tienen muchas asociaciones en el AT. Cuando Dios se manifestó en el Sinaí, un prolongado sonido de trompeta se dejó oír, aterrorizando a la gente (Éxodo 19:16-19). Un toque de trompeta anunciaba el acceso de un rey a su trono (1 Reyes 1:39, 40) y la celebración del reinado de Dios se señalaba de la misma manera (Salmo 47:5-9). Las trompetas eran tocadas para anunciar la declaración de guerra (Jueces 3:26-28; 7:19, 20; Nehemías 4:18), y el día del Señor había de ser anunciado de esa forma (Joel 2:1; Sofonías 1:16). Todos los festivales de Israel eran anunciados con toques de trompeta (Números 10:10); Algunos pasajes del NT describen la venida de Cristo en su reino como algo anunciado por una trompeta (Mateo 24:31; 1 Corintios 15:52; 1 Tesalonicenses 4:16).

Los primeros cuatro toques recuerdan las plagas del éxodo sobre los egipcios; el quinto y el sexto lo hacen con menos claridad. En Apocalipsis 15:3 la venida de Cristo es comparada tácitamente con el éxodo (los redimidos cantan la canción de Moisés y del Cordero); por lo tanto, es comprensible que la redención final, el segundo éxodo, sea anunciado por plagas similares como el primer éxodo.

Como hemos visto en las anteriores enseñanzas los juicios de Dios son anunciados en tres series de siete. Los siete sellos (Apocalipsis 6:1-17; 8:1-5), las siete trompetas (Apocalipsis 8:6-21; 11:15-19), y las siete copas (Apocalipsis 16:1-21), son tres diferentes y consecutivos juicios de Dios. Los juicios se vuelven progresivamente peores y más devastadores al acercarse al final de los tiempos. Los siete sellos, trompetas y copas, están conectados unos con otros – esto es; el séptimo sello introduce a las siete trompetas (Apocalipsis 8:1-5), y las siete trompetas introducen a las siete copas (Apocalipsis 11:15-19; 15:1-8).

Los primeros cuatro sellos son conocidos como los cuatro jinetes del Apocalipsis. El primer sello introduce al anticristo (Apocalipsis 6:1-2). El segundo sello causa una gran guerra (Apocalipsis 6:3-4). El tercer sello causa una hambruna (Apocalipsis 6:5-6). El cuarto sello trae plagas, más hambre, y más guerra (Apocalipsis 6:7-8).

El quinto sello nos habla de aquellos que serán martirizados por su fe en Cristo durante el tiempo del fin (Apocalipsis 6:9-11). Dios escucha sus ruegos por justicia, y la ejecutará a Su tiempo, en la forma del sexto sello, junto con los juicios de las trompetas y las copas. Cuando el sexto de los siete sellos es abierto, ocurre un devastador terremoto, causando una crisis masiva y una terrible devastación – junto con inusuales fenómenos astronómicos (Apocalipsis 6:12-14). Aquellos que sobrevivan, tendrán razón al gritar, “Caed sobre nosotros, y escondednos del rostro de Aquel que está sentado sobre el trono, y de la ira del Cordero, porque el gran día de Su ira ha llegado; ¿y quién podrá sostenerse en pie?” (Apocalipsis 6:16-17).

Las siete trompetas están descritas en Apocalipsis 8- 9 . Las siete trompetas son el “contenido” del séptimo sello (Apocalipsis 8:1-5).

LA PRIMERA TROMPETA causa granizo y fuego mezclado con sangre, que destruye mucha de la vida vegetal en el mundo (Apocalipsis 8:7). Parece mostrar un conflicto nuclear, el cual destruirá la tercera parte de la

Tierra.  El primer ángel tocó la trompeta, y hubo granizo y fuego mezclados con sangre, que fueron lanzados sobre la tierra; y la tercera parte de los árboles se quemó, y se quemó toda la hierba verde”. Apocalipsis 8:7; La primera trompeta afecta un tercio de la tierra. Esto nos recuerda la plaga de granizo y fuego en Éxodo 9:24;. Toda la hierba verde fue quemada, o sea en la tercera parte de la tierra que fue afectada; a las langostas de 9:4 se las prohíbe dañar la hierba de la tierra, que no hubiera existido si se tratara de un juicio universal.

LA SEGUNDA TROMPETA trae lo que parece ser un gran meteorito que se precipita en el mar, causando la muerte de mucha de la vida marina del mundo (Apocalipsis 8:8-9). Parece ser una consecuencia directa de la primera, generando daños proporcionales a las fuentes acuáticas del planeta, las cuales actualmente ya son pocas y están en peligro.  El segundo ángel tocó la trompeta, y como una gran montaña ardiendo en fuego fue precipitada en el mar; y la tercera parte del mar se convirtió en sangre.9 Y murió la tercera parte de los seres vivientes que estaban en el mar, y la tercera parte de las naves fue destruida”. Apocalipsis 8:8-9; Esta segunda trompeta afecta un tercio del mar. Como el Nilo se volvió sangre en la primera plaga en Egipto (Éxodo 7:20, 21), así también ocurre con la tercera parte del mar aquí.

LA TERCERA TROMPETA es similar a la segunda trompeta, excepto que afecta los lagos y los ríos del mundo, en vez del mar (Apocalipsis 8:10-11). Describe “una estrella” ardiente cayendo del cielo como una antorcha. Creemos que pueda ser un asteroide de pequeño tamaño chocando con la Tierra. Existen actualmente algunos asteroides que podrán chocar con nuestro planeta en los próximos años. A pesar de que las probabilidades de choque, de acuerdo con la mayoría de los astrónomos, son pequeñas, nos parece, de acuerdo con la palabra apocalíptica, que ese desastre realmente ocurrirá. El tercer ángel tocó la trompeta, y cayó del cielo una gran estrella, ardiendo como una antorcha, y cayó sobre la tercera parte de los ríos, y sobre las fuentes de las aguas. 11 Y el nombre de la estrella es Ajenjo. Y la tercera parte de las aguas se convirtió en ajenjo; y muchos hombres murieron a causa de esas aguas, porque se hicieron amargas”. Apocalipsis 8:10-11; La tercera trompeta provoca que una tercera parte de las fuentes de las aguas resulten envenenadas y de ese modo continúa con la tendencia de la plaga anterior.

LA CUARTA TROMPETA. Ocasiona que el sol y la luna se oscurezcan (Apocalipsis 8:12). Así como la segunda, es posiblemente una consecuencia directa de la trompeta anterior. Con la caída del asteroide, una gran cantidad de polvo subiría a la atmosfera, oscureciendo el sol, la luna y las estrellas. El cuarto ángel tocó la trompeta, y fue herida la tercera parte del sol, y la tercera parte de la luna, y la tercera parte de las estrellas, para que se oscureciese la tercera parte de ellos, y no hubiese luz en la tercera parte del día, y asimismo de la noche”. Apocalipsis 8:12; La cuarta trompeta oscurece una tercera parte del cielo, de modo que quedó a oscuras el día durante una tercera parte y también la noche de la misma manera. Una vez más se nos recuerda la plaga de las tinieblas en Egipto (Éxodo 10:21-23),

LOS TRES AYES DE LAS PRÓXIMAS TROMPETAS

13 Y miré, y oí a un ángel volar por en medio del cielo, diciendo a gran voz! Ay, ay, ay, de los que moran en la tierra, a causa de los otros toques de trompeta que están para sonar los tres ángeles! Apocalipsis 8:13;

Un ángel anuncia ahora por en medio del cielo (para que todo el mundo pueda oír su clamor) un triple ay a los que moran en la tierra. Los tres ayes corresponden a las tres trompetas que restan; serán más drásticos que los juicios de la trompeta anterior, dado que no está dirigido a los elementos sino a los rebeldes de la humanidad. El cap. 9 describirá los dos primeros ayes, pero no se describe el tercero, sino sólo su consecuencia en la revelación del reino (Apocalipsis 11:15-19). Ese ay es reflejado en Apocalipsis 11:18, declarado más explícitamente en Apocalipsis 16:17-20, descripto con mayor detalle en Apocalipsis 17:12-18, celebrado en el lamento del cap.18 y los himnos de Apocalipsis 19:1-10 y finalmente retratado en Apocalipsis 19:11-21.

LA QUINTA TROMPETA conlleva una plaga de “langostas demoníacas” que atacan y torturan a la humanidad (Apocalipsis 9:1-11). Describe la actuación de espíritus malignos, a través de formas físicas osadas, destruyendo y matando aquellos que no tuvieren el sello del Eterno.  “El quinto ángel tocó la trompeta, y vi una estrella que cayó del cielo a la tierra; y se le dio la llave del pozo del abismo. 2 Y abrió el pozo del abismo, y subió humo del pozo como humo de un gran horno; y se oscureció el sol y el aire por el humo del pozo. 3 Y del humo salieron langostas sobre la tierra; y se les dio poder, como tienen poder los escorpiones de la tierra. 4 Y se les mandó que no dañasen a la hierba de la tierra, ni a cosa verde alguna, ni a ningún árbol, sino solamente a los hombres que no tuviesen el sello de Dios en sus frentes. 5 Y les fue dado, no que los matasen, sino que los atormentasen cinco meses; y su tormento era como tormento de escorpión cuando hiere al hombre. 6 Y en aquellos días los hombres buscarán la muerte, pero no la hallarán; y ansiarán morir, pero la muerte huirá de ellos. 7 El aspecto de las langostas era semejante a caballos preparados para la guerra; en las cabezas tenían como coronas de oro; sus caras eran como caras humanas; 8 tenían cabello como cabello de mujer; sus dientes eran como de leones; 9 tenían corazas como corazas de hierro; el ruido de sus alas era como el estruendo de muchos carros de caballos corriendo a la batalla; 10 tenían colas como de escorpiones, y también aguijones; y en sus colas tenían poder para dañar a los hombres durante cinco meses. 11 Y tienen por rey sobre ellos al ángel del abismo, cuyo nombre en hebreo es Abadón, y en griego, Apolión.[a] 12 El primer ay pasó; he aquí, vienen aún dos ayes después de esto”. Apocalipsis 9:1-12;

Al sonar la quinta trompeta, una estrella había caído y recibió la llave del pozo del abismo. La estrella es un ángel; aunque ha caído, sigue siendo un instrumento para cumplir la voluntad de Dios (la llave del abismo le fue dada por la autoridad de Dios). El surgimiento de una nube como el humo de un gran horno sirve para producir la impresión de una nube de langostas que avanza. La comparación de estas huestes demoníacas con langostas es un eco de la visión de Joel 2:1- 10, donde se dice que los ejércitos de langostas parecían caballos de guerra corriendo hacia la batalla, haciendo ruido como carrozas, atacando como poderosos guerreros, oscureciendo los cielos y teniendo garras como leones.

Además de estos hechos, Juan declara que las langostas tenían poder para infligir dolor como escorpiones (Apocalipsis 9:10). Las langostas normalmente devoran la vegetación y no dañan a los seres humanos, pero éstas pasaban por alto la vegetación y atacaban a la gente, más precisamente a los que no tienen el sello de Dios en sus frentes (al contrario, éstos tienen la señal de la bestia; ver Apocalipsis 13:16). Cinco meses es el tiempo normal de vida de una langosta (la primavera y el verano).

LA SEXTA TROMPETA libera a un ejército de demonios que matan a un tercio de la humanidad (Apocalipsis 9:13-21). Continúa así la onda de destrucción humana, ahora encabezada por cuatro ángeles, que poseen esa

misión específica. El sexto ángel tocó la trompeta, y oí una voz de entre los cuatro cuernos del altar de oro que estaba delante de Dios, 14 diciendo al sexto ángel que tenía la trompeta: Desata a los cuatro ángeles que están atados junto al gran río Éufrates. 15 Y fueron desatados los cuatro ángeles que estaban preparados para la hora, día, mes y año, a fin de matar a la tercera parte de los hombres. 16 Y el número de los ejércitos de los jinetes era doscientos millones. Yo oí su número. 17 Así vi en visión los caballos y a sus jinetes, los cuales tenían corazas de fuego, de zafiro y de azufre. Y las cabezas de los caballos eran como cabezas de leones; y de su boca salían fuego, humo y azufre. 18 Por estas tres plagas fue muerta la tercera parte de los hombres; por el fuego, el humo y el azufre que salían de su boca. 19 Pues el poder de los caballos estaba en su boca y en sus colas; porque sus colas, semejantes a serpientes, tenían cabezas, y con ellas dañaban. 20 Y los otros hombres que no fueron muertos con estas plagas, ni aun así se arrepintieron de las obras de sus manos, ni dejaron de adorar a los demonios, y a las imágenes de oro, de plata, de bronce, de piedra y de madera, las cuales no pueden ver, ni oír, ni andar; 21 y no se arrepintieron de sus homicidios, ni de sus hechicerías, ni de su fornicación, ni de sus hurtos”. Apocalipsis 9:13-21;

Cuando suena la sexta trompeta surge una voz que viene de los cuatro cuernos del altar de oro que estaba delante de Dios. Está relacionada con los clamores de los mártires debajo del altar en el cielo (Apocalipsis 6:9, 10) y las oraciones de los santos en la tierra pidiendo liberación (Apocalipsis 8:4, 5), aunque debe entenderse que es Dios quien responde a las oraciones de su pueblo. Los cuatro ángeles que han estado atados junto al gran río Éufrates serán desatados.

Este río, el Éufrates y el Nilo forman los límites ideales de la tierra prometida a Israel (Génesis 15:18). También formaban el límite oriental del Imperio Romano y más allá estaba el imperio de los partos (o persas), el único poder militar del mundo que había derrotado decisivamente a los ejércitos romanos y a los cuales Roma había llegado a temer. Los judíos consideraban esa zona como el punto del norte de donde partían los ejércitos que invadían Palestina (la profecía de Gog en Ezequiel 38 y 39, como algo cumplido por los partos y los medos).

Sin embargo, los cuatro ángeles no mandaban un ejército humano sino una aterrorizadora fuerza demoníaca, que no invadía la tierra prometida sino el mundo impío. En el programa divino no hay nada accidental. Ya está fijado el momento preciso de esta invasión. El número de las tropas montadas es señalado como de dos miríadas de miríadas (doscientos millones).

Este y otros cómputos similares están inspirados por el Salmo 68:17 (la cantidad de carros de Dios cuando bajó del Sinaí) y Daniel 7:10 (el número de ángeles que acuden a Dios por juicio). El ejército demoníaco llega a servir tan plenamente los planes de Dios como la compañía angelical. La descripción de los caballos y jinetes es aterrorizante, inconcebible y repugnante. Es extraño que son los caballos los que producen terror y destrucción; los jinetes y los caballos parecen sumarse en una unidad, pero su poder destructor (con el fuego, el humo y el azufre) surge de la boca de los caballos. Estos no son seres de la tierra; el fuego y el azufre corresponden al infierno (Apocalipsis 19:20; 21:8), así como el humo es característico del abismo (Apocalipsis 9:2). 20, 21; la gente persiste en la idolatría, con sus males derivados, y no se descubre que hay lugar para el arrepentimiento. En un mundo en el cual el mal es virulento y tenaz, no debe esperarse que el programa del evangelio produzca una continua disminución del poder de Satanás, hasta que éste haya sido reducido a la impotencia, sino más bien un firme y continuo endurecimiento de la resistencia, lo que lleva inexorablemente a una gran batalla”.

CONCLUSIÓN. LA SÉPTIMA TROMPETA da paso a los siete ángeles con las siete copas de la ira de Dios (Apocalipsis 11:15-19; 15:1-8). La séptima trompeta (Apocalipsis 11:15-19), se subdivide en siete copas o plagas. Esto lo veremos en nuestra última enseñanzas de esta serie.

Ayudas.

DICCIONARIO BIBLICO J.D. Douglas, Merrill C. Tenney

Comentarios (e- Sword)

NUEVO COMENTARIO BIBLICO SIGLO VEINTIUNO (NUEVO TESTAMENTO) G.J. Wenham, J.A. Motyer, D.A. Carson, R.T. France

A Través de la Biblia

http://www.antesdelfin.com/profeciasapostasia.html

http://www.gotquestions.org/Espanol/siete-sellos-trompetas-copas.html#ixzz2kp6QBP8f

http://www.projetoomega.com/espanha_estudo10.htm

Ente otros.