/La importancia de la Biblia para el niño


La importancia de la Biblia para el niño

Importancia-biblia

“Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra”. 2 Timoteo 3:16-17;

“Instruye al niño en su camino, y aun cuando fuere viejo no se apartará de él” (Proverbios 22:6)

Introducción. SE DICE QUE:

Si un niño vive criticado, aprende a condenar.
Si un niño vive en un ambiente hostil, aprende a pelear
Si un niño vive ridiculizado, aprende a ser tímido
Si un niño vive avergonzado, aprende a sentirse culpable.
Si un niño vive con tolerancia, aprende a ser paciente.
Si un niño vive con aliento, aprende a tener confianza.
Si un niño vive estimulado, aprende a apreciar.
Si un niño vive con honradez, aprende a ser justo.
Si un niño vive con seguridad, aprende a tener Fé.
Si un niño vive con aprobación, aprende a valorarse.
Si un niño vive con aceptación y amistad, aprende a encontrar el Amor en el mundo.

El texto de Proverbios 22:6; Habla de UNA OBLIGACIÓN, UN PRINCIPIO Y UNA CONSECUENCIA.

LA OBLIGACIÓN “INSTRUYE AL NIÑO”

La instrucción del niño, a todos los niveles, es una obligación ineludible de todos los padres. Hasta tal punto que todos los gobiernos de mundo imponen la instrucción obligatoria y se sancionan a todos los padres que descuidan este deber. En la Biblia nuestros mejores ejemplos son José y María. El texto de Lucas 2:52; dice que la instrucción del niño Jesús se desarrollaba en cuatro direcciones distintas:INTELECTUAL, FÍSICA, ESPIRITUAL Y HUMANA “Y Jesús crecía en sabiduría y en estatura,  y en gracia para con Dios y los hombres. Lucas 2:52

II EL PRINCIPIO “EN SU CAMINO”

Para los hebreos del Antiguo Testamento el camino del niño era el camino de Dios, el camino de la ley, el camino de la práctica religiosa. Hasta tal punto que, según el libro de Deuteronomio, los padres estaban obligados a transmitir a sus hijos todos los mandamientos divinos: “Y amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas. Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón; y las repetirás a tus hijos; y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes. Y las atarás como una señal en tu mano, y estarán como frontales entre tus ojos; y las escribirás en los postes de tu casa, y en tus puertas” (Deuteronomio 6:5-9).

Esto nos lleva a la formación religiosa del niño, a su desarrollo espiritual, a las verdades del cristianismo, a la Iglesia, a la Escuela Dominical, a Dios.

Limardo, cuenta una interesante historia: “Junto a la chimenea en la sala de mi abuela había una manzana dentro de una pequeña botella. La manzana llenaba completamente la botella y grande era mi asombro infantil. Constantemente me preguntaba yo: ¿cómo la habrán metido dentro? Me subí a una silla para ver si había sido posible quitarle el fondo o si se había hecho una hendidura a lo largo de la botella. Pero no había tal cosa y el misterio no se resolvió.

Entonces un día mientras yo caminaba en el huerto lo entendí todo. Allí, colgada de un árbol en el huerto, había una botella atada a una rama. Dentro de la botella había una manzana. La manzana había sido metida en la botella cuando era pequeña y había crecido allí. Esto me hizo pensar que de igual modo tenemos que conquistar a los niños”

Hay que meter a Dios en el corazón del niño como la manzana en la botella, desde su más tierna edad.

III LA CONSECUENCIA: CONSERVARÁ LA FE “AUN CUANDO FUERE VIEJO NO SE APARTARÁ DE ÉL”

Un ejemplo: la revista norteamericana “National Enquirer” contaba hace poco que el hijo mayor del famoso evangelista Billy Graham se apartó de la fe hacia los 18 años, cuando entró en la Universidad. Anduvo por los senderos torcidos de la droga y el alcohol. Tras una crisis profunda, volvió al Dios de sus padres. Hoy es un hombre consagrado a la tarea de ayudar a los cristianos en países subdesarrollados.

Lo dice la Biblia: “Instruye al niño en su camino, y aun cuando fuere viejo no se apartará de él” (Proverbios 22:6). La semilla que se planta en el corazón del niño no es semilla perdida y puede germinar en cualquier etapa de la vida. Pablo dice a Timoteo:“Pero persiste tú en lo que has aprendido y te persuadiste, sabiendo de quién has aprendido; y que desde la niñez has sabido las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús” (2º Timoteo 3:14-15)

INFLUENCIA DE LOS PRINCIPIOS BÍBLICOS EN NUESTRA SOCIEDAD

El pueblo cristiano cada día es más numeroso, tenemos iglesias que para que su membrecía pueda escuchar el mensaje dominical tiene que realizar tres o cuatro programas “cultos” el día domingo. Las agencias misioneras nos informan que el crecimiento del pueblo evangélico es asombroso. Los sociólogos al analizar esta temática, nos dicen que la sociedad se está volviendo al evangelio, porque allí están encontrando las repuestas que no encontraron en otros medios. Naturalmente su preocupación es en que va a afectar el desenvolvimiento de una sociedad religiosa en el futuro, en lo social, político, cultural y en la educación.

Para quienes compartimos la fe evangélica nos es grato saber que hay empresas en nuestros días que solicitan a personas creyentes debidamente acreditadas por su pastor e iglesias para ocupar puestos en alguna institución. La repuesta es obvia, por su testimonio, sus principios, y honestidad. Lamentablemente al ver esta situación hay muchos que están viendo la militancia en una iglesia evangélica como una oportunidad de tener un respaldo para conseguir trabajo. Hemos escuchado de personas que aconsejan unirse a una determinada iglesia para luego tener una recomendación para conseguir trabajo.

Si bien es cierto lo primero nos satisface. También nos preocupa por los resultados de ello. Creemos firmemente que el evangelio de Jesucristo produce el más grande milagro en el hombre que es el de la conversión. Es decir que Jesucristo cambia, transforma, y que da una nueva oportunidad, “Las cosas viejas pasaron, he aquí todas son hechas nuevas” 2 Corintios 5:17; Pero la transformación va ligada estrechamente al conocimiento de los principios bíblicos. Creemos que una de las falencias en nuestros días es que el pueblo cristiano no está creciendo cualitativamente, es decir, ser cristiano, no es solamente alzar las manos, aceptar a Cristo, tener la Biblia, un himnario o asistir a la iglesia todos los domingos. Ser cristiano es tener realmente un cambio de vida producto del conocimiento de las enseñanzas de las Sagradas Escrituras, un estilo de vida. Esta es la razón por la cual creo que la educación cristiana en el hogar es fundamental, la Escuela Dominical es importante. Los cultos de edificación los días domingos son muy importantes, pero esto no es suficiente para formar principios sólidos en los creyentes,.

La Biblia siempre tendrá enseñanzas para todos los diferentes aspectos de la vida que el hombre necesita. Es la palabra de Dios viva y eficaz. Nuestra sociedad necesita que los creyentes maduren espiritualmente, que reflejen con su conducta que realmente los principios bíblicos se han encarnados en ellos. Que el Cristiano esté preparado para toda buena obra 2 Timo. 3:16-17;. En lo político, en las empresas, en el área laboral, en los colegios y universidades, necesitamos de la influencia de estos principios sólidos la fe. Que llevan al hombre a vivir fuera de la corrupción, tema tan conocido y criticado en nuestros días.

Es conocido que en muchas congregaciones numerosas en su feligresía en nuestros días. Solo realizan cultos de predicación y alabanzas y no hay enseñanza que son las que realmente edifican, o por lo menos son las que asientan las bases de una formación espiritual correcta.

IMPORTANCIA DE LA ESCUELA DOMINICAL Numerosas experiencias nos dicen que quienes participaron de la Escuela Dominical en el pasado no solo formaron su carácter cristiano, sino que desarrollaron convicciones sólidas en cuanto a su fe, todo ello reflejado en una vida de fidelidad a Dios y de honestidad en el medio donde desenvolvieron.

Brillantes testimonios de consagraciones, llamamientos al ministerio pastoral, al campo misionero. Hombres de Dios que impactaron con sus vidas y enseñanzas trayendo cambios en la sociedad donde su influencia fue sentida. Muchos de ellos sintieron el llamamiento por primera vez en las aulas de la Escuela Dominical. Hoy como siempre nuestra sociedad envuelta en la desesperanza, en temores, en corrupción, en el pecado, necesita de la influencia de creyentes en Cristo que sean realmente la sal de la tierra. Creyentes maduros que reflejen a Jesús en sus hechos. Que sean cartas abiertas para el mundo en que vivimos. Necesitamos una nueva generación de líderes que demuestren ser capaces de vivir honestamente sin contaminarse con el mundo como José, Daniel y sus amigos. Cristianos que hagan la diferencia, que impacten nuestro mundo. Que sean capaces de aceptar retos dentro de la administración pública, y que lo hagan con honradez., con transparencia. Los principios Bíblicos enseñados, atesorados en el corazón del creyente harán que esto sea posible. Pero necesitamos trabajar en un educación bíblica de nuestros niños, en casa, en la Escuela Dominical, en la Iglesia, que les desafié a ser diferente. Para la gloria de Dios.

El  Lcdo. Jhonny H. Quinde Ávila  es  el actual pastor de la Primera Iglesia Bautista de la ciudad de Milagro – Guayas Ecuador.  www.facebook.com/primera.bautistademilagro

TAGS: