/La importancia de la Biblia para la Iglesia


La importancia de la Biblia para la Iglesia

Iglesia

“Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra”. 2 Timoteo 3:16-17;

Introducción. Bienvenidos hermanos, hoy continuamos con nuestra serie LA IMPORTANCIA DE LA BIBLIA. Esta vez vamos a ver porque es importante para la Iglesia en tiempos modernos. Aunque al principio al bosquejar este tema pensé en otros puntos decidí solo tratar el primer por la importancia que este merece dentro del la presente serie. ¿Por qué es importante para la iglesia la Biblia? Para:

EVITAR CAER EN GRAVES ERRORES DOCTRINALES.

Tradicionalmente hablar de este tema era hablar de los Testigos de Jehová, mormones, Adventistas, Jesús solo entre otros. Hoy tenemos que hablar de

LA GRAN MENTIRA DE LOS APOSTOLES  MODERNOS.

“LOS RESTAURADORES DE LA IGLESIA”

Este movimiento no solo busca restauras los ministerios “titulares” (porque los funcionales siempre han existido) sino que aspira a establecer un reino terrenal y lograr un gran avivamiento, sin que Jesucristo venga para llevarse su iglesia, negando los hechos proféticos concerniente a los últimos tiempos, y para muestra de ello veamos lo que escribe Héctor Torres: “En los últimos tiempos viviremos momentos de refrigerio, es decir, un periodo de refrescante avivamiento como resultado de un arrepentimiento genuino, y como antesala al retorno del Señor”…”. Y para lograr esta restauración final se establece el ministerio apostólico y profético en la actualidad porque afirma que este tiene que restituir: “La sana doctrina. El poder y la autoridad. El gobierno o juicio de su pueblo. Una nueva y fresca revelación de los planes y propósitos de Dios. Un despertar espiritual y avivamiento”. Y al respecto cuestionamos¿Y es que por décadas no ha tenido la iglesia una sana doctrina? ¿Y que definen ellos cuando hablan de restaurar la autoridad? ¿Puede haber una nueva revelación?¿No están bien definidos los planes de Dios en las Escrituras? ¿Estaremos entrando a un avivamiento o a un abobamiento? Los hechos revelan que la iglesia ha perdido la visión por el perdido y necesitado, solo busca espectáculos, riquezas, poder y cantidad, sin importar la calidad.

¿Cómo viven estos apóstoles modernos? Mientras Jesús entro en Jerusalén en un pollino prestado (Mateo 21:2, Juan 12:15), estos apóstoles aspiran a tener sus propios aviones y andan en limosinas. Mientras Jesús no tuvo ni donde recostar su cabeza (Lucas 9:58), estos apóstoles se hospedan en los hoteles más lujosos de las ciudades que visitan. Mientras Jesús sirvió y lavo los pies a sus discípulos (Juan 13:5), estos apóstoles llevan sirvientes que le secan el sudor de su frente, y le lleven la chaqueta. Mientras Jesús se codeaba con los pobres, estos buscan a los ricos y poderosos e incluso coquetean con la política, teniendo ambiciones  sociales que los compromete con el sistema dominante. Para lograr esto manipulan las escrituras a su antojo para hacerle decir a la Biblia lo que jamás los apóstoles y profetas pensaron en decir.

UN TEXTO MAL APLICADO Para respaldar el surgimiento de “apóstoles y profetas” con dones y poderes especiales, se manosea la Palabra de Dios y distorsionan textos tales como Efesios 2:20-22 que dice: “Edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo, en quien todo el edificio, bien coordinado, va creciendo para ser un templo santo en el Señor; en quien vosotros también sois juntamente edificados  para morada de Dios en el Espíritu”. La interpelación que le dan a este pasaje es:“Para la edificación de la iglesia, Dios estableció que el fundamento está sobre los apóstoles y los profetas (que según afirma son ellos).

Si analizamos bien el texto citado, notaremos que el Apóstol Pablo se refería al fundamento histórico dejado por los profetas y apóstoles en el pasado, que es “el consejo de Dios”, pues para ello existen el Canon Bíblico (Lucas 16:29) y no se necesita más revelaciones. Cuya piedra angular es Jesucristo mismo.

Estos falsos maestros trata de presentar un hecho pasado como un anuncio futuro y afirmar: Dios usa a los apóstoles y profetas para recibir a través de su Santo Espíritu la revelación de lo escondido u oculto. Esto les es dado con el propósito de que lo revelen a su pueblo y se instituyan los cambios que la nueva revelación exige”.

Como fruto de esta corriente, varios apóstoles e iluminado condujeron a muchos incautos seguidores al suicidio, y actualmente tenemos a José Luis de Jesús Miranda que se proclama, igual que los apóstoles modernos, renovador de la iglesia, y que va más lejos todavía, proclamándose “Jesucristo Hombre”.

EL ATENTADO CONTRA LA ESCATOLOGIA
Este fenómeno apostólico proclama una mentira que atenta contra el fundamento escatológico enseñado por años en la teología evangélica, pues al afirmar que la iglesia debe de aceptar la llamada “nueva reforma apostólica” para eliminar las denominaciones y crear una afiliación postdenominacional que establezca un nuevo despertar de la iglesia, lo cual rompe con la idea de la apostasía, persecución y caos reinante en los últimos tiempos, en donde incluso, si los días no fueran acortados “ni aun los escogidos serian salvos” (Mateo 24:22). Esta enseñanza contraria a la Palabra es la que proclaman Héctor Torres y Peter Wagner en los libros ya citados, y según afirman vendrá una etapa de gloria para la iglesia en los últimos tiempos, algo que choca radicalmente con la realidad profética de los últimos tiempos.

Si aceptamos el hecho proclamado por los nuevos profetas y apóstoles estaremos cayendo en un anatema, como dijo San Pablo en Gálatas 1:8. Y estaremos camino al caos espiritual. Todos los indicadores bíblicos enseñan que todas las proclamas de los promotores de la red apostólica, y grupos afines, contradicen la realidad bíblica de los últimos tiempos, por lo cual se sitúan al lado de la iglesia apostata y de los aliados en las pretensiones del futuro anticristo, que buscara unir en él a todas las iglesias.   Debemos definir la realidad profética de los últimos tiempos según el panorama bíblico:

1. El gobierno mundial del anticristo seria presidido por una manifestación de engaño, violencia y corrupción en toda la tierra. Mateo 24:5,37. Génesis 6:11-12.

2. Habría simultáneamente calamidades y fenómenos naturales en el planeta. Lucas 21:25-26.

3. Surgirían falsos apóstoles, maestros y profetas llamados ungidos “Cristo” que llevarían la iglesia al error y apostasía. Mateo 24:22,24.  2 Pedro 2:1-3.

4. En los últimos tiempos abría una decadencia moral, dominada por antivalores, que generarían el misterio de iniquidad e impiedad, y las nuevas creencias anticristianas usurparían el lugar de Dios. 2 Timoteo 3:1-8.

5. También se anuncia el aparecimiento de espíritus de mentiras y engaño dentro de la iglesia.1 Timoteo 4:1, Hechos 20:29:30.

6. Los verdaderos cristianos, al mantener la verdad de la Palabra y no negar los principios de Jesús frente a los antivalores que dominaran al mundo, serán hostigados y perseguidos, desencadenándose una tribulación para muchos fieles creyentes, razón por lo cual el Señor pagara con tribulación a aquellos que nos atribulen. 2 Tesalonicenses 1:3-7, Apocalipsis 3:8,10.

7. El surgimiento de una iglesia apostata controlada por el falso profeta y que se prestara al servicio del anticristo. Una Iglesia bien presentada en Apocalipsis como indefinida, que dice ser rica, pero es pobre y miserable, que es poderosa en número pero niega la Palabra y el nombre de Jesús para rendir culto a los hombres que se vuelven iluminado. Apocalipsis 3:16-19,  19:20.

Todas estas realidades son ignoradas por aquellos que llevan la iglesia hacia un caos terrible, una realidad palpable en momentos en que hemos olvidado los fundamentos sólidos de la Palabra de Dios. Es por ello que debemos tener cautela, y revisar detenidamente estas corrientes que desean establecer, como los Testigos de Jehová, un gobierno terrenal sin la gran tribulación y sin el reinado milenial de Jesús con su pueblo Israel. Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas, según las tradiciones de los hombres, conforme a los rudimentos del mundo, y no según Cristo. Colosenses 2:8.

2 Juan 8-11: Cualquiera que se extravía, y no persevera en la doctrina de Cristo, no tiene a Dios; el que persevera en la doctrina de Cristo, ése sí tiene al Padre y al Hijo.Si alguno viene a vosotros, y no trae esta doctrina, no lo recibáis en casa, ni le digáis: Bienvenido! Porque el que le dice: ¡Bienvenido! participa en sus malas obras”.

Pactar con Dios. Parte de las enseñanzas de estos profetas o apóstoles es que el que el creyente tiene que pactar con Dios para recibir grandes bendiciones como vimos en los videos. En la Biblia encontramos que es Dios el que establece los Pactos, no los hombres.

Hermanos, sed imitadores de mí, y mirad a los que así se conducen según el ejemplo que tenéis en nosotros. Porque por ahí andan muchos, de los cuales os dije muchas veces, y aun ahora lo digo llorando, que son enemigos de la cruz de Cristo; el fin de los cuales será perdición, cuyo dios es el vientre, y cuya gloria es su vergüenza; que sólo piensan en lo terrenal. Filipenses 3:17-19;

LA IMPORTANCIA DE LA DOCTRINA. Pablo le escribió a Tito: “Pero tú habla lo que está de acuerdo con la sana doctrina” (Tito 2:1;). El dejó claramente expresado que cualquiera que acepta el elevado llamamiento al ministerio del evangelio debe enseñar la correcta doctrina.

En 2 Timoteo 3:16 leemos que “toda la Escritura es inspi­rada por Dios; y es útil para enseñanza” (VM). Aquí “enseñanza” puede traducirse también por “doctrina”. El capítulo siguiente contiene una severa advertencia contra aquellos que “no sufrirán la sana doctrina” (4:3).

Estos y otros pasajes de la Biblia indican que la doctri­na no es algo que pueda considerarse livianamente. Pero, ¿qué es la doctrina? ¿Por qué uno debe prestarle atención? ¿Por qué, de hecho, debe usted tomar un curso como éste sobre: Doctrinas Básicas de la Biblia? Que próximamente vamos a enseñar aquí en la Primera Iglesia Bautista de Milagro.

El Significado de la Doctrina En la Biblia, la palabra “doctrina” significa “enseñanza”. De hecho, en algunas versiones de la Biblia, “doctrina” apare­ce en algunos pasajes donde otras dicen “enseñanza”. Por ejem­plo, comparemos 2 Timoteo 4:3 en la Reina-Valera con la Versión Moderna. La versión R-Y dice: “No sufrirán la sana doctrina.” En la VM, la misma línea dice: “No sufrirán la enseñanza sa­na.” “doctrina” se refiere no sólo a cualquier enseñanza, sino a una creencia importante que mu­chos cristianos sostienen en común y que ha pasado de genera­ción en generación.

¿Por Qué Estudiar la Doctrina? Como hemos visto la enseñanza y la predicación de la doctrina cristiana no deben tomarse a la ligera. Enseñar la voluntad de Dios a las gentes es algo maravilloso, pero es una ofensa seria guiar mal en cuanto a esa voluntad. No importa si el guiarles errónea­mente es hecho a propósito o por ignorancia: la doctrina falsa es siempre falsa.

Los ministros cristianos no tienen la libertad de ense­ñar cualquier doctrina. Tienen el mandato divino de enseñar la doctrina correcta. Por eso Pablo le insistía a Timoteo, su compañero en el ministerio: “Procura con diligencia presentar­te a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse, que usa bien la palabra de verdad” (2 Timoteo 2:15).

Cómo Estudiar la Doctrina Hechos 17:11 presenta la forma ideal de estudiar la doc­trina. En este versículo, Lucas nos dice que los bereanos “recibieron la palabra con toda solicitud, escudriñando cada día las Escrituras para ver si estas cosas eran así”. Estos creyentes tenían dos actitudes muy importantes.

En primer lu­gar, ellos comenzaron a estudiar “con toda solicitud”, o sea con la mente abierta. En segundo lugar, ellos comprobaron cui­dadosamente la verdad de lo que oyeron. Nosotros debemos estudiar las doctrinas cristianas con las mismas actitudes. Primeramente, debemos hacerlo con “toda soli­citud” o sea ansiosos de aprender.

Conclusión. Vivimos tiempos difíciles. Donde las cosas que están pasando en el mundo: las señales en la naturaleza, en lo político y social. Los problemas de la nación de Israel. Nos hablan de señales que se están cumpliendo. Ahora también la confusión religiosa, todo ello nos indican que Cristo Viene. La apostasía que saldrá de la propia iglesia, y que parece ha comenzado a surgir con estos movimientos de los cuales hemos hablado. Entonces hay que permanecer alerta porque: Cuando estas cosas comiencen a suceder, erguíos y levantad vuestra cabeza, porque vuestra redención está cerca Lucas 21:28;

Fuente.

Lucien E. Coleman Doctrinas Básicas de la Biblia.

http://contralaapostasia.com/2010/07/16/la-gran-mentira-de-los-apostoles-modernos/

El  Lcdo. Jhonny H. Quinde Ávila  es  el actual pastor de la Primera Iglesia Bautista de la ciudad de Milagro – Guayas Ecuador.  www.facebook.com/primera.bautistademilagro

TAGS: