/Instrucciones para el buen vivir: Octavo Mandamiento “No hurtarás”


Instrucciones para el buen vivir: Octavo Mandamiento “No hurtarás”

mandamientos

Octavo Mandamiento “No hurtarás” Éxodo 20: 15;

PRACTICAR EL RESPETO HACIA LOS DEMÁS

Introducción. El Octavo Mandamiento nos enseña que un pueblo que le ama y vive bajo su alianza, lo manifiesta respetando lo que  le pertenece a nuestros semejantes. Nos enseña que el Señor está en contra de las injusticias (El robo es una injusticia).

Un Ejemplo Bíblico de las Consecuencias del Robo. Dios dio una orden especifica a su pueblo Josué 6:18-19; Pero un hombre llamado Acan desobedeció Pero los hijos de Israel cometieron una prevaricación en cuanto al anatema; porque Acán hijo de Carmi, hijo de Zabdi, hijo de Zera, de la tribu de Judá, tomó del anatema; y la ira de Jehová se encendió contra los hijos de Israel. Josué 7:1; Por culpa de Acan, Israel no ganó la batalla. La sentencia para Acan fue dura. “Y le dijo Josué: ¿Por qué nos has turbado? Túrbete Jehová en este día. Y todos los israelitas los apedrearon, y los quemaron después de apedrearlos”. Josué 7:25; ¿Te parece que fue muy severo el castigo contra Acan?,

El robo es la manifestación más obvia de avaricia y la codicia. El octavo mandamiento garantiza el derecho a la propiedad. Tenemos que respetar los bienes de los demás.

Otras maneras de robar; La estafas, los que cobran de más, los que prestan y nunca devuelven. La Biblia dice: dijo: “Sean vuestras costumbres sin avaricia, contentos con lo que tenéis ahora; Porque él dijo: No te desampararé, ni te dejaré; de manera que podemos decir confiadamente: El Señor es mi ayudador; no temeré Lo que me pueda hacer el hombre” Hebreos 13:5-6;

¡Ay de los que dictan leyes injustas, y prescriben tiranía, para apartar del juicio a los pobres, y para quitar el derecho a los afligidos de mi pueblo; para despojar a las viudas, y robar a los huérfanos! ¿Y qué haréis en el día del castigo? ¿A quién os acogeréis para que os ayude, cuando venga de lejos el asolamiento? ¿En dónde dejaréis vuestra gloria? Isaías 10:1-3;

¿CÓMO PODEMOS VIOLAR EL OCTAVO MANDAMIENTO?

Nosotros podemos robarle a nuestros semejantes

A través de la usura: “Cuando prestares dinero a uno de mi pueblo, al pobre que está contigo, no te portarás con él como logrero, ni le impondrás usura”. Éxodo. 22:25; El que aumenta sus riquezas con usura y crecido interés, Para aquel que se compadece de los pobres las aumenta. Prv. 28:8

El robo del que pide prestado con la  intención de no pagar: El impío toma prestado, y no paga; Mas el justo tiene misericordia, y da. Salmos. 37:21;

La piratería. Pagar bajos sueldos.

En Malaquías 3:10; encontramos una orden específica de parte de Dios.

Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa; y probadme ahora en esto, dice Jehová de los ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos, y derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde”. A veces no prosperamos por robarle a Dios.

¿QUÉ HACER PARA NO CAER EN LA VIOLACIÓN DE ESTE MANDAMIENTO?

1.     Trabajar “El que hurtaba, no hurte más, sino trabaje, haciendo con sus manos lo que es bueno, para que tenga qué compartir con el que padece necesidad”. Ef. 4:28;

2.      Conformidad: hebreos. 13:5-6

3.      Recordar la promesa de Jesús Juan 10:10;

El Lcdo. Jhonny H. Quinde Ávila es el actual pastor de la Primera Iglesia Bautista de la ciudad de Milagro – Guayas Ecuador. www.facebook.com/primera.bautistademilagro